EL RINCON DE LOKI

Hola, para mejor disfrute del foro es mejor estar registrado.
¡¡Anímate!!

Un rincón para la naturaleza y los perros

Bienvenidos a la Manada de Loki, también puedes visitarnos en nuestro BLOG

    Cachorros: Etapas de sensibilidad

    Comparte
    avatar
    Loki
    Fundador
    Fundador

    Masculino
    Cantidad de envíos : 389
    Edad : 40
    Localización : Asgard
    Respeto de las reglas del foro :
    100 / 100100 / 100

    Reputación : 18
    Puntos : 856
    Fecha de inscripción : 14/02/2008

    Hoja de personaje
    Nombre Real: Loki
    Vida:
    0/100  (0/100)

    Cachorros: Etapas de sensibilidad

    Mensaje por Loki el Sáb Sep 29, 2012 1:45 am

    El siguiente artículo es un resumen de las diferentes etapas de sensibilidad por las que pasa un cachorro des de que nace hasta el periodo juvenil. Este artículo está basado en la experiencia que tuve como tutora de dos camadas huérfanas del CAAC Barcelona.

    Des del nacimiento hasta el primer mes de vida, los cachorros pasan por una gran variedad de cambios que influenciarán enormemente en su vida adulta.
    Por eso, es de especial importancia tener mucho cuidado con todo lo que sucede durante este proceso, especialmente cuando se tratan de cachorros huérfanos, ya que deberemos ser nosostros mismos los que interfiramos en el correcto desarrollo del cachorro.

    El comportamiento de un individuo es la consecuencia de la interacción del ambienta y la genética individual. La genética es algo fijo, mientras que el ambiente es algo que cambia, bien de forma natural o por manipulación deliberada. Por este motivo, la socialización y las costumbres que le enseñemos a nuestro cachorro son muy importantes para el desarrollo de un individuo equilibrado.

    ONTOGENIA DE LA CONDUCTA: ETAPAS DE SENSIBILIDAD

    La ontogenia de la conducta estudia los cambios que se producen en el comportamiento de un individuo al largo de su desarrollo. El perro es una especia altricial, que son aquellas especies que nacen en un estado de desarrollo sensorial y motor relativamente atrasado.

    Las etapas de sensibilidad son periodos de tiempo en que los cachorros son especialmente sensibles al aprendizaje de asociaciones específicas, y estas asociaciones serán relativamente estables y duraderas. Por este motivo, tanto en terminos fiológicos como psicológicos, el aprendizaje temprano es esencial en el comportamiento del perro al largo de su vida.

    Un cachorro que vacunamos a las 8 semanas no es el bebé que creemos, sinó que su desarrollo equivaldria al de un niño de 3-4 años. Por eso es importante conocer las características de estos periodos de desarrollo y adecuarlos a las necesidades de los cachorros.


    PERIODO PRENATAL (-63 A 0 DÍAS)

    Debemos tener en cuenta que las experiencias estresantes de la madre durante el embarazo pueden influenciar en que sus cachorros sean más reactivos en el futuro. Esto es de especial importancia para los criadores.

    PERIODO NEONATAL (0 A 14 DÍAS)

    A estas edades el cachorro es ciego y sordo, depende completamente de la madre (incluso para orinar y defecar, necesitan estimulación de la madre o tutor).

    Los cachorritos solo nacer ya muestran conductas de solicitud de atención: vocalizan de una forma muy especial cuando los separamos y cuando tienen hambre. Cuando se aproximan a alguna superficie caliente, muestran conducta de hociqueo (apretar el morro en busca de la teta de la madre), y mamarán de cualquier objeto suave y caliente.





    Es importante que en cachorros huerfanos, el biberón sea el adecuado para el cachorro, y la cantidad de leche la justa para no cansar al cachorro ni tampoco atragantarlo. Si las primeras experiencias no son buenas, puede que el cachorro no quiera mamar más del biberón.



    Mi experiencia me ha demostrado que los cachorros aumentan su ingesta de leche en biberón si se encuentran juntos durante la operación. Es decir, si sacamos a un cachorro del nido para darle solo el biberón, mamará menos leche que si lo hace en compañía de sus hermanos. Tiene todo el sentido del mundo pensar que este comportamiento puede producirse en camadas huérfanas, ya que en condiciones naturales los cachorros maman juntos de la madre.


    A esta edad, los cachorros se mueven arrastrándose, pero aunque el movimiento parezca errático, siempre van en busca del calor de la madre o de sus hermanos, ya que aún no son capaces de regular su própia temperatura corporal.




    Los cachorros neonatales tienen desarrollados los sentidos dle gusto, el tacto, i en cierta manera el olfato. Des del nacimiento reaccionan al dolor, uno de los motivos por los cuales la amputación de la cola es una práctica ilegal i cruel.


    PERIODO DE TRANSICIÓN (2 A 3 SEMANAS)

    En esta etapa el cachorro empieza a explorar el entorno y muestra conducta de juego por primera vez. Hay un rápido desarrollo sensorial, neurológico y físico, y los cachorros aumentan la coordinación de movimientos y el desarrollo de habilidades motrices.

    El cachorro empieza a darse cuenta de los estímulos ambientales (como la luz o el ruido) y de que puede responder ante estos estímulos. Al final de este periodo empiezan a poder beber leche sin mamar, y ya no necesitan la estimulación para orinar y defecar.

    Cuando empiezan a explorar el entorno, hacen dos o tres pasitos y se tiran al suelo delante de cualquier cosa nueva. Chillan cuando de encuentran fuera del nido en entornos desconocidos, no necesáriamente por que tengan hambre o frio. Empiezan a buscar el contacto social no solo por el calor.



    PERIODO DE SOCIABILIZACIÓN (3 A 12 SEMANAS)

    En este periodo es cuando el cachorro empieza a ser del todo conciente y capaz de responder a su entorno. Empiezan a alejarse de la cama para orinar y defecar, y por las 8 semanas prefieren los lugares más alejados de la comida y la cama para hacer sus necesidades. Tenemos que aprovechar esto para enseñarle una correcta conducta higiénica.

    Los cachorros empiezan a comer sólidos, como papilla y pienso triturado. Empiezan a hacer una gran variedad de expresiones faciales y corporales (mover la cola, las orejas, alzar la pata para jugar, darse la vuelta, córrer "desbocados", morderse entre hermanos...), y a hacer todo tipo de vocalizaciones (chillidos, lloriqueos, etc...) todo con la finalidad de jugar y, en definitiva, desarrollar sus habilidades sociales.

    Los hermano corren todos juntos en bloque cuando se los llama, o pueden iniciar un "ataque" conjunto en contra de uno de los hermanos aleatóriamente. Estos juegos también les sirven para aprender a modular la intensidad de sus mordiscos cuando están jugando.



    A partir de las 12 semanas los cachorros empiezan a reaccionar con miedo a las novedades, y responden con conductas de evitación. Por este motivo, es muy importante que hayan tenido contacto con mucha variedad de estímulos, especialmente aquellos con los que vivirán cuando sean adultos (personas, niños, perros y gatos, ruidos de electrodomésticos, ruidos estridentes, viajes en coche, etc...). Todos estos estímulos se deben presentar de forma muy gradual, siempre evaluando la reacción de los cachorros, para no correr el riesgo de provocar una sobreestimulación que no puedan gestionar. Cuando se presente un estímulo nuevo, debemos dejar que los cachorros lo exploren libremente, y siempre dejar accesible un refugio (base segura) que puede ser su "nido", por si en algun momento necesitan refugiarse. De esta manera, serán ellos los que decidan exponerse al estímulo nuevo.



    Un aspecto que considero de especial importancia es la exploración oral. Este concepto está descrito en multitud de libros, pero he aprendido a desarrollarlo de la mano del educador canino Nicolás Planterose. Aunque muchos autores hablan de que los cachorros exploar con la boca su entorno, lo que expondré a continuación solo lo he visto de este educador, y mi experiencia me ha demostrado que es una parte fundamental del correcto desarrollo del cachorro:
    Como he dicho antes, los cachorros lo exploran todo con la boca. Cuando encuentran un objeto nuevo, lo cogen con la boca y lo empiezan a masticar. El sentido de esto es descubrir qué clase de sustáncia es, y si es comestible o no. Después de un rato de masticarlo, si el objeto no es comestible, lo escupen (normalmente hecho pedazos). Mi experiencia es que esta conducta exploratoria empieza alrededor de las 4 semanas y, si queremos que los cachorros la expresen libremente, empieza a extinguirse a finales de los 4 meses.

    Si los cachorros no disponen de un enotrno rico de diferentes estímulos que puedan explorar oralmente, o les quitamos los objetos que tienen en la boca, corremos el riesgo de que el cachorro no pueda superar esta etapa fundamental de su conducta, y que a la larga, tenga problemas de ingestión de cuerpos estraños (perros que se tragan papeles, piedras, calcetines, etc.), un trastorno cada vez más frecuente en las consultas de etología de perros jovenes y adultos.



    PERIODO JUVENIL (DE LAS 12 SEMANAS HASTA LA MADUREZ SEXUAL)

    En este periodo los cachorros reclaman mucha atención a la madre o tutores. Si los cachorros tienen madre, esta ya no les tolerará sus demandas de atención excesivas, y los rechazará ignorándolos o dándoles una corta pero severa respuesta. De esta manera, los cachorros aprenden la utilidad de la respuesta temerosa pero también, y muy importante, ganan seguridad cuando ven que si se alejan de la madre ésta abandona su conducta amenazante. y el éxito que les conlleva aproximarse utilizare con el correcto lenguaje corporal. Si tenemos cachorros huérfanos, este papel lo puede realizar un perro adulto equilibrado. Mi experiencia es que un gato pacífico y sociable también puede hacer muy bien esta función.



    Fuente


    _________________



    Invitado bienvenido al foro, disfruta con su contenido y aporta cuanto gustes

      Fecha y hora actual: Vie Ago 18, 2017 9:52 am